martes, 7 de julio de 2015

"Since You've Been Gone", Morgan Matson.


Título: Since You've Been Gone (en español: Desde que te fuiste).
Autor: Morgan Matson.
Editorial: Simon and Schuster (en España: Plataforma Neo).
Publicación en español: 8/05/2015.
Precio: 8,72 euros (inglés), 16,15 euros (español).
Nº de páginas: 449. 











SINOPSIS:

Emily y Sloane siempre han sido mejores amigas. Pero, justo antes del que debía de haber sido el verano más épico de todos, Sloane simplemente... desaparece. Y lo único que deja atrás es una lista de cosas por hacer. En ella, hay trece tareas que Emily no haría jamás. Pero ¿y si sirvieran para devolverle a su amiga? ¿Coger manzanas por la noche? Vale, eso es fácil. ¿Bailar hasta el amanecer? Claro. ¿Por qué no? ¿Besar a un desconocido? Eh... Emily ahora se enfrenta a un verano lleno de sorpresas, pero contará con la ayuda inesperada de Frank Porter para tachar elementos de la lista de Sloane. ¿Nadar desnuda? Espera... ¿qué?


OPINIÓN

Desde que te fuiste es la primera novela de Morgan Matson que leo, aunque ya mucho antes de ello había escuchado y leído estupendas críticas acerca de la escritura de esta autora. Por ello, cuando comencé esta novela iba pensando que me iba a encantar y, realmente, así ha sido. Este libro a cumplido mis expectativas y mucho más que eso. La verdad es que hacía bastante tiempo que una novela no me gustaba tanto y me hacía sentir tantas cosas al leerla. 

En esta historia nos encontramos con Emily y Sloane, dos mejores amigas. Su relación es muy buena pero, existen diferencias entre ellas. Mientras Sloane es la más extrovertida de las dos, la que destaca por encima de la otra, incluso aunque ella no quiera, Emily es como la sombra detrás de su amiga. La gente la conoce como la amiga de Sloane, e incluso hay quienes se confunden y la llaman Emma, por ejemplo. Emily es muy tímida, y siempre depende de Sloane para todo lo que hace, por lo que cuando esta desaparece sin dejar rastro, tan solo una lista de tareas que hacer en el verano, esta no se siente cómoda. Estas dos tenían preparado un verano lleno de actividades y diversión, lo que se ve truncado por la desaparición de Sloane. En esta lista que Sloane deja nos encontramos con trece tareas que normalmente Emily no haría ni loca, ya que se encuentran fuera de su zona de seguridad, o "comfort zone". Sin embargo, decide proponerse este reto para así, como ella cree, al terminar de hacer todo lo que incluye esta lista, quizá encontrar la solución a dónde se encuentra su amiga Sloane y por qué se ha marchado así.

Cada uno de los capítulos se centra en uno de los retos o tareas que encontramos en la lista. Lo mejor de todo es que, cuando el lector piensa que sabe cómo se va a realizar esa tarea, finalmente termina resolviéndose de una manera totalmente distinta e inesperada, lo que hace esta novela mucho más especial. Se trata de una novela muy ligera, muy rápida de leer, y que engancha enseguida, a la vez que contiene una prosa muy especial. La escritura de Morgan Matson es muy divertida, muy achispada, y con un toque encantador, algo imprescindible, a mi parecer, en una novela contemporánea. 

Ahora, hablemos de los personajes. Emily, a parte de con Sloane, no suele salir con nadie más, es decir, que su única y mejor amiga es esta. Sin embargo, a medida que avanza la historia encontramos a distintos personajes que son geniales y aportan un aura de simpatía durante toda la novela. 


                            

Emily, nuestra protagonista, es la que narra esta historia. Vive con sus padres, profesores dedicados a la educación por la rama del teatro, y autores de una de las obras teatrales más famosas de Broadway, Bug Juice. Debido a esto, en muchas ocasiones se dedican plenamente a la escritura de nuevas obras, dejando algo de lado a Emily y a su hermano, Becket. Tengo que decir que me parecieron curiosas las referencias a la obra de teatro absurdo "Waiting for Godot" de Samuel Becket, ya que el apellido de este es el nombre del hermano de Emily, a la vez que su gato se llama Godot, como uno de los personajes de la obra teatral, el cual no aparece en ella, casi como ocurre con el gato de esta familia. Una aportación muy graciosa y acertada. He de decir que al principio Emily me sacaba de quicio en muchas ocasiones ya que, a todo lo que hacía, le añadía el comentario de "si Sloane estuviera aquí...". Mis reacciones siempre eran pensado gritarle a la cara que Sloane NO estaba allí, y que espabilara ya y empezara a vivir el verano de su vida. A pesar de ello, su excelente evolución hizo que acabara siendo de mis personajes favoritos. 

A parte de los anteriores, encontramos a diferentes personajes del pasado de la protagonista y otros nuevos que conoce. Gideon es algo así como su ex novio, y conocemos más acerca de él a través de los flashbacks que aparecen, además de Sam, el que era novio de Sloane. Por otra parte están los nuevos mejores amigos de Emily: Collins, Dawn y Frank Porter

Dawn es una chica que trabaja en una pizzería y a la que, a medida que avanza la historia, Emily conoce y se hacen amigas. Collins es el mejor amigo de Frank, y se trata del típico chico gracioso y encantador, al que le encanta ligar (o al menos intentarlo), pero esconde mucho más. Por último, nos encontramos con Frank Porter. Y ¿qué decir de Frank Porter? Pues que es un personaje encantador, adorable y que se hace querer. Si eres como yo, llegarás a enamorarte de él a lo largo de la novela. Este es el típico "cerebrito" de la clase, el que todo lo hace perfecto, el que tiene la novia perfecta desde hace años, y que aspira a dar el discurso de fin de curso. Por unas cosas o por otras, se convierte en el mejor amigo de Emily y la ayuda a salir, poco a poco, de su cascarón, a la vez que él también llega a cambiar y a darse cuenta de cosas que, antes de conocer a Emily, no veía igual. Personalmente creo que este grupo de amigos es una creación genial por parte de la autora, ya que llenan de sentimientos de verdadera amistad y diversión esta novela. Además de esto, la evolución del personaje de Emily es brutal. La que comienza como una chica tímida y que no destaca pasa a ser algo más que eso, a tener su propia personalidad a parte de Sloane, a ser independiente de su mejor amiga, a ser una nueva y mejorada persona. A su vez, descubre el amor, poco a poco, lo cual me gusta mucho de este libro.

                

Desde que te fuiste está lleno de momentos graciosos, con los que te reirás un montón, momentos en los que lo cuqui que llega a ser este libro podrá contigo, y también en los que llorarás tristeza, aunque también de alegría. Si este libro fuera un emoji, sin duda sería la carita con los ojos de corazones, representando las reacciones que yo tenía cuando leía esta obra. Esta novela ha hecho feliz a mi corazón, en serio. La amistad que Morgan Matson crea entre estos cuatro personajes es perfecta, recordándonos lo importante que es tener a la gente que te importa y quieres cerca. 

Tengo que decir que en este libro, por lo que he oído y leído, creo que aparece algún personaje de otra de las novelas de Morgan Matson haciendo un cameo. Así que, para los que hayáis leído algo más de esta autora pero este libro no, es un incentivo más para hacerlo.

En conclusión, recomiendo esta novela a todo el mundo. Incluso si las novelas contemporáneas no son lo tuyo, creo que esta te dejará mucho más que satisfecho. La historia se quedará contigo para siempre, al igual que ese sentimiento de felicidad infinita que te deja al acabarlo, que hará que también tú quieras vivir algo así. Como he dicho antes, y me repito y no me importa, Desde que te fuiste es un libro muuuuuy cuqui, que yo disfruté al máximo. O quizás es que soy muy ñoña... no lo sé. 

Si habéis leído este libro, ¡no olvidéis dejar vuestra opinión en los comentarios!



Valoración: 5/5

                         




¡Hasta pronto, Devoradores! :D - Olga.