sábado, 4 de febrero de 2017

Are We There Yet by David Levithan


Resultado de imagen de are we there yet david levithan

Titulo: Are We There Yet?

Autor: David Levithan

Editorial: Harper Collins

Precio: 8€ en Amazon

Nº de Páginas: 217



Valoración: 4/5











Sinopsis:

Sixteen-year-old Elijah is completely mellow and his 23-year-old brother Danny is completely not, so it's no wonder they can barely tolerate one another. So what better way to repair their broken relationship than to trick them into taking a trip to Italy together? Soon, though, their parents' perfect solution has become Danny and Elijah's nightmare as they're forced to spend countless hours "together." But then Elijah meets Julia, and soon the brothers aren't together nearly as much. And when Julia suddenly decides that maybe it's Danny she's really interested in, Danny has a decision to make: does he honor his relationship with the brother he thinks hates him, or does he follow his heart, which sorely needs some repairing of its own?

--------------------------------------------------------------------------------------------
PUEDE CONTENER SPOILERS

Resultado de imagen de venecia
Venecia
Este es uno de los libros que me regalo mi amiga Olga, eran suyos pero eran libros que o no le habían gustado o ni los había leído enteros. Sin embargo, a mi este me encantó. Es el primer libro que leo de David Levithan, ya que Will Grayson, Will Grayson fue un libro co-escrito con John Green

Es una novela muy cortita narrada desde dos puntos de vista, el de Danny y el de Elijah, dos hermanos de 23 y 16 años respectivamente, los cuales no están en su mejor momento en cuanto a relación entre hermanos. El final de la infancia, la entrada a la adolescencia y la madurez colisionan en sus vidas haciendo que esa tan buena relación que compartían de niños desaparezca hasta ser extraños el uno para el otro. Elijah asiste a un instituto lejos de su casa y Danny vive en Nueva York para su trabajo como publicista. 

Resultado de imagen de florencia
Florencia
La primera impresión es la de Danny algo solo aunque rodeado de gente pero solo gente del trabajo, un trabajo que disfruta pero que lo aísla del mundo y de las relaciones ya que le tiene que echar muchas horas. Y Elijah, con una cercana relación al alcohol y las drogas, es un joven que quiere estar con sus amigos sobretodo con Cal, hacia la cual tiene ciertos sentimientos mas allá de la amistad. Danny tiene algunos resentimientos hacia su hermano ya que cree que es el hijo perfecto para sus padres, Elijah tiene la inevitable costumbre de decir siempre "gracias" hasta para la cosa de menor importancia. Mientras que Danny aún teniendo solo 23 años parece ya demasiado adentrado en la madurez lo que le aleja más de su hermano pequeño. 

Pero sucederá algo inesperado en este viaje al que han de ir juntos debido a sus padres, un viaje por Venecia, Florencia y Roma. En este viaje conocerán a una joven que sin esperarlo será lo que les ayude a considerar su situación, retroceder al pasado y pensar en que fue lo que ocurrió para poder intentar solucionar sus problemas. Julia es ese personaje, no me gustó nada desde el principio en cuanto a la personalidad que presenta y demás. 
Resultado de imagen de roma piazza navona
Piazza Navona, Roma

Esta novela me ha gustado mucho, ya que tengo un hermano con una diferencia de edad de 6 años, tengo 23 y desde luego no me puedo identificar del todo con Danny sino que puedo sacar ciertas cosas de cada uno. Es cierto que con estas diferencias de edad siempre se puede chocar ya que cuando ya pasas a la adolescencia el hermano pequeño te puede parecer demasiado infantil, aunque sepas que es normal. Yo no tengo una relación mala con mi hermano, de lo que me alegro jaja También me ha gustado mucho ya que me ha llevado de vuelta Italia donde tuve la oportunidad de estar el pasado verano en Roma, uno de los sitios donde van y donde visitan sitios que visité y me encantó. Os la recomiendo, es muy amena y muy corta, desde luego a mi me ha dejado con ganas de leer más novelas de este autor. 


Hasta pronto, Devoradores

Mónica