viernes, 16 de octubre de 2015

"The Martian", de Andy Weir.


Título: The Martian.
Autor: Andy Weir.
Editorial: Random House.
Idioma: Inglés. (Español: El marciano).
Precio: 16,62 euros (tapa dura, Amazon).
Nº de páginas: 435.












SINOPSIS:

Seis días atrás el astronauta Mark Watney se convirtió en uno de los primeros hombres en caminar por la superficie de Marte. Ahora está seguro de que será el primer hombre en morir allí. La tripulación de la nave en que viajaba se ve obligada a evacuar el planeta a causa de una tormenta de polvo, dejando atrás a Mark tras darlo por muerto. Pero él está vivo, y atrapado a millones de kilómetros de cualquier ser humano, sin posibilidad de enviar señales a la Tierra. De todos modos, si lograra establecer conexión, moriría mucho antes de que el rescate llegara.
Sin embargo, Mark no se da por vencido; armado con su ingenio, sus habilidades y sus conocimientos sobre botánica, se enfrentará a obstáculos aparentemente insuperables.
Por suerte, el sentido del humor resultará ser su mayor fuente de fuerza. Obstinado en seguir con vida, incubará un plan absolutamente demencial para ponerse en contacto con la NASA.


OPINIÓN: 

Esta novela ha ganado mucha fama y lectores últimamente debido a su adaptación al cine, dirigida por Ridley Scott y protagonizada por Matt Damon. Tenía muchas ganas de leerlo, con vistas a ver la película, y mis expectativas eran altas, y no me ha decepcionado para nada. 

Esta historia la protagoniza Mark Watney, un astronauta que es abandonado en Marte por sus compañeros de tripulación, debido a cierta circunstancia. A partir de entonces, seguimos su historia de supervivencia y cómo se enfrentará a los diferentes obstáculos que se le presenten, todo con la ayuda de su gran inteligencia e ingenio

Nuestro protagonista es único. Cualquiera que estuviera en su lugar se sentiría deprimido por su situación y sin esperanzas de sobrevivir. Sin embargo, Mark tiene una actitud excepcional. Se enfrenta a todos sus problemas e imprevistos con un gran optimismo, además de dotar a esos baches en el camino de un humor increíble, e ilógico, haciendo que esta historia que en principio tendría que provocarnos angustia nos saque mas de una carcajada. 

Lo mejor de esta novela diría que es la originalidad de la historia y la gran destreza a la hora de proporcionar datos científicos, además de su peculiar protagonista. 

La velocidad de la lectura es bastante ágil, alternando distintos puntos de vista en la narración. Uno de ellos es el del propio Mark, otro el de la tripulación que abandonó Marte sin él y, por último, el de la gente que se encuentra en la Tierra, como los trabajadores de la NASA. Aparte de estos nos encontramos con pequeños fragmentos en tercera persona en los que se nos cuentan distintas situaciones problemáticas con las que se encuentra Watney. Hay que decir que los personajes secundarios podrían haber estado mejor definidos, pero soportan bastante bien la trama. 

El punto negativo de esta novela, por decir alguno, son los fragmentos en los que Watney nos cuenta todo lo que está haciendo o planea hacer a través de tecnicismos propios de la química o la física, los cuales se pueden hacer algo pesados si lo tuyo no es la ciencia. Personalmente, al principio no aguantaba estos fragmentos, llegando a aburrirme, pero a medida que avanzaba la historia me iba acostumbrando a ello, acabando disfrutando de su lectura. 


En conclusión, es una novela recomendable para cualquier persona, pero especialmente para los amantes de las historias que se desarrollan en el espacio o en planetas lejanos, para los aficionados de la ciencia ficción y, además, para cualquiera que desee pasar un buen rato de entretenimiento y risas. 


Valoración: 4/5


     



¡Hasta pronto, Devoradores! :) - Olga.